miércoles, 10 de abril de 2013

La dieta materna y los hábitos de vida saludable, como sabemos desde hace tiempo, influyen en la salud de nuestros hijos al nacer y en la salud que tendrán cuando sean adultos.
Según un trabajo publicado en BMC medicine, los niños con padres varones obesos tienen mayor probabilidad de sufrír cáncer que los hijos de padres con normopeso. Debido a una alteración genética que se produce en estos niños causada por la obesidad y el estilo de vida de sus padres.
Así qué ya sabéis, CHICOS, también tenéis que cuidar la alimentación vosotros¡ bss

No hay comentarios:

Publicar un comentario